Muchos sabrán a qué me refiero con este título, y es que todavía está presente la sombra de aquellos desventurados accidentes con el Samsung Galaxy Note 7. Pero con el lanzamiento del Samsung Galaxy S8, Samsung pretende dejar todo esto atrás y que olvidemos todos los males causados.

El Galaxy S8 llega con una pantalla un tanto más larga de lo normal, que lo hace destacar muchísimo respecto a modelos anteriores y que logra llevar nuestra atención directa a él. Pero por supuesto, no todo es sobre la apariencia y es necesario ver, como siempre, el potencial que estos dispositivos nos traen.

https://static.independent.co.uk/s3fs-public/styles/article_small/public/thumbnails/image/2017/03/27/10/samsung-galaxy-s8.jpg

El cuerpo del equipo: Samsung quiere hacer la diferencia

Los Galaxy S8 conservan la tradicional forma de barra de sus equipos con bordes curvados que les ha funcionado muy bien para distinguirse en el mercado, con un color negro que casi nos hace pensar en que están hechos con una piedra preciosa. Volviendo al apartado más destacado, su pantalla, tenemos una pantalla AMOLED con una resolución de 2960×1440 en ambos equipos. Esta pantalla cubre casi la totalidad de la parte frontal del móvil, y ya no hay una implementación del clásico botón Home de la marca, con un diseño sin bordes y curvado hacia los laterales en lo que Samsung llama “infinity display”. Sin embargo, aunque pudiera parecerlo, no se sufre del problema de tocar accidentalmente secciones de la pantalla no deseadas, pues el hecho de tener una pantalla mucho más larga en un cuerpo pequeño hace que la manipulación del móvil sea bastante sencilla.

En cuanto a otras interfaces como el sensor de huellas dactilares, ahora se encuentra en la parte posterior del equipo, cerca de la cámara. Hablando de esta última, la cámara trasera de los S8 será la misma cámara de sus predecesores, con un sensor de 12 megapixeles con OIS, haciendo el trabajo de optimización esta vez a nivel de software. En teoría, la cámara es mucho más rápida que la del S7 Edge. La camara frontal, por otro lado, sí tiene una mejora, con un sensor de 8MP y la capacidad de autofoco. Ambas cámaras pueden disfrutarse ampliamente gracias a las capacidades del software de Samsung que ahora posee un modo GIF. Tomar fotos nunca será tan divertido, y esto lo sabemos aquellos amantes de las imágenes en movimiento.

https://img.global.news.samsung.com/global/wp-content/uploads/2017/03/Galaxy-S8-Main-Press-Release_main_0_F.jpg

Las especificaciones siguen la misma línea de los S7, con 4 GB de RAM, 64 GB de almacenamiento interno y el fiel slot de expansión microSD que los usuarios siempre agradeceremos. Dependiendo de la región, es posible obtener dos tipos de procesadores en estos nuevos Galaxy: un Qualcomm Snapdragon 835, último modelo (para la región americana) o el mismo chip Exynos de Samsung. Ambos chips están construídos en una base de 10 nanómetros, que debería ayudar con el consumo de energía del equipo.

Samsung ha prometido mejorar la autonomía en estos dispositivos, y sobre todo, aquellos problemas que tuvieron los Note 7 y de los que aprendieron una muy buena lección. La capacidad del modelo de 5.8 pulgadas del S8 contiene una batería de 3000mAh, en tanto que la versión del 6.2 pulgadas llega con una batería de 3500mAh, haciéndolos bastante similares a sus predecesores; es decir, el reto de mejorar la autonomía se encuentra a nivel de software. Estos serían los primeros Galaxy en utilizar un puerto USB-C para la carga -que es bastante rápida-, que se encuentra en el borde inferior del equipo junto a un clásico puerto para auriculares de 3.5 mm. En los bordes laterales, tenemos los botones de volumen y encendido, y además, un botón nuevo que le da la bienvenida al nuevo integrante de la familia Samsung.

¡Hola, Bixby!

Bixby es el nuevo asistente inteligente de Samsung, quienes no podían quedarse atras en esta tendencia creciente de agregar asistentes inteligentes a todo. Como ya mencionamos, tiene su propio botón dedicado, quizás para evitar que sea activado por voz accidentalmente, aunque esta característica puede ser activada dejando presionado el botón de Bixby unos segundos. En la demostración, los representantes de Samsung utilizaron a Bixby para ajustar parámetros del teléfono, lanzar una Selfie y controlar una Samsung TV. Se espera, por supuesto, que el asistente pueda ser utilizado para manejar toda la interfaz Samsung Connect Home y poder controlar el resto de dispositivos inteligentes del gigante coreano en todo el hogar.

Con Bixby, Samsung busca no solo responder preguntas del usuario, sino funcionar como asistente real incluso haciendo algunas tareas dentro del movil, para ser enviadas a otros dispositivos sin necesidad de buscar la interfaz correcta dentro del teléfono. Podría simplificar mucho la vida, más si todos los dispositivos inteligentes en nuestro entorno resultan ser Samsung.

http://static3.businessinsider.com/image/58dbffbb77bb709d0a8b4aea-1778/undefined

Bixby también posee capacidades de reconocimiento de Realidad Aumentada, bastante altas, sugiriendo búsquedas de aquello a lo que apuntemos la cámara del equipo, desde flores, libros, cubiertas, y mucho más. El punto en contra es que, por el momento, no parece trabajar con Google, así que habría que esperar alguna actualización al respecto o ver qué tan eficiente se comporta el asistente con su buscador propio.

Más Software

Los móviles cada vez están posándose más en la línea de ser nuestros computadores personales para llevar, y los Galaxy S8 tienen muy buen potencial para esta tendencia. Para ello, Samsung ha creado DeX, una característica que, usando un dock especial y conectándolo a un combo completo de periféricos, puede convertir a los S8 en un computador con -casi- todas sus capacidades. Claro, todo esto basado en un escritorio en Android, con las clásicas aplicaciones de Android, pero ofreciendo acceso completo a las notificaciones y ventanas reescalables. Sí, las aplicaciones de ofimática son perfectas para esto.

El equipo posee también un escáner ocular para desbloquear el teléfono y darnos esa sensación de que el futuro de ciencia ficción ya está aquí, o usar el clásico método de desbloqueo facial. Más allá de esto, Samsung mantiene su línea general de software, añadiendo mejoras a las características más usadas por los usuarios y dejando el resto con una sensación más familiar.

Bien, ¿cuánto cuesta y cuándo podré tenerlo?

Ya es posible preordenar ambos modelos, que vendrán en presentaciones de color negro, gris y plateado, aunque hay algunas opciones en dorado y azul que serán vendidas internacionalmente. Si se realiza la preorden antes del 21 de abril, fecha en la que comenzarán los envíos, los usuarios obtendrán un headset Oculus, un control y un pequeño pack de juegos completamente gratis. Por el momento no hay un precio acordado, pero se estima que rondará los 720 dólares para la versión de 5.8 pulgadas.

La llegada del Samsung Galaxy S8 nos alegra bastante el fin de semana a aquellos amantes de los dispositivos móviles y su nueva tecnología. Este equipo se ve bastante prometedor a pesar de los miedos que produjo el Note 7 durante el año pasado. ¿Hay alguna característica que quieran ver en estos nuevos móviles? ¡Déjennos su opinión en la cajita de comentarios!

Fuente: The Verge, Wired