La octava temporada de The Walking Dead nos ha traído varios golpes bien dolorosos, y el más reciente vino durante los segundos finales del último episodio de la primera mitad de la temporada, cuando vimos a Carl Grimes mostrarle a Rick y Michonne la mordedura que inevitablemente lo sentencia a muerte. Chandler Riggs, quien se ha encargado de interpretar a Carl, se despedirá definitivamente de la serie durante los venideros episodios de la segunda mitad de temporada ya que como sabemos, no hay cura para salvar a alguien que fue mordido por un zombie.

El show, fiel a su costumbre de sorprender con los personajes a quienes deciden matar, esta vez nos rompe el corazón obligándonos a despedirnos de un personaje que hemos visto crecer en la pantalla y en los comics. Y es que esta muerte es un giro bastante particular, ya que en la historia original, Carl empieza a tomar una posición de liderazgo tomando el mando de mano de su padre, por lo que esto fue algo que nadie estaba esperando, ni siquiera los miembros de el elenco. Según Andrew Lincoln, quien interpreta a Rick Grimes, padre de Carl, ésta es “la muerte más grande que hayamos hecho”.

Por su parte, el mismo Chandler Riggs comentó que la muerte de Carl va a servir para que Rick vea las cosas desde una perspectiva diferente y que esto tenía que ver con la visión de Scott Gimple sobre la historia original: “Su razonamiento fue que en los cómics después de All-Out War, Negan es de hecho un prisionero, por lo que había que encontrar una manera de hacer que Rick no quisiera matar a Negan. Y ésta es que Carl vea las cosas desde una perspectiva diferente y trate de impulsar estos ideales en Rick. Eso fue algo que se tocó en el flashback donde Carl le está hablando a Rick sobre cómo no pueden matar a cada uno de los salvadores porque no todos son malas personas”.

En lo que respecta a la relación padre e hijo, Riggs comentó que “Carl va a pasar su último momento tratando de enseñarle a Rick todo lo que puede sobre lo que ha aprendido porque ha estado observando a Rick entre todos sus movimientos correctos e incorrectos en los últimos años”, que sin duda han sido muchos y de los cuales Carl, obviamente ha aprendido. Por último y no menos importante, el joven actor habló sobre lo difícil que es despedirse de quienes han sido parte de su familia durante los últimos años: “Eso definitivamente apestaba, sabiendo que iba a tener que despedirme de todo el elenco y el equipo. Del equipo especialmente, porque muchos de ellos han estado allí desde el día 1. Porque al elenco siempre voy a verlos en convenciones. Vi a Scott Wilson este fin de semana pasado en una convención. Pero al equipo, no sé cuándo volveré a verlos. Es extraño pensar eso. Pero es un gran privilegio ser parte de esta increíble familia. Definitivamente no me arrepiento de nada en absoluto”.

chandler riggs

Obviamente, esta muerte ha generado diversas opiniones en el fandom de los Walkers, esto  por lo querido del personaje y por ser un giro tan drástico de la historia original del comic, pero ya el daño está hecho. Ahora solo nos queda esperar al regreso de The Walking Dead en el mes de febrero para que podamos ver cómo se desarrolla el final del arco de Carl y si esto va a ayudar -o no- a mejorar los números de televidentes de esta temporada.

Fuente: EW