La eventual llegada de Thanos a la Tierra en búsqueda de las gemas del infinito era algo que se había estado construyendo desde el inicio del Universo Cinematográfico de Marvel. Después de todo, una avanzada de las fuerzas de este titán espacial fue la que unió a los héroes más poderosos del planeta, y su presencia estaba siempre a la sombra de todo lo que ocurría, fuese en escenas post-créditos o fuese en la implicación del poder de las gemas. Si Thanos las reunía, todos estaríamos en problemas… y finalmente ese momento llegó.

Así, tras meses y meses de espera (desde que se filtró el primer material durante la SDCC), Marvel presentó esta mañana el trailer de Avengers: Infinity War, demostrando que ni nuestros héroes (ni nosotros) estábamos listos para esta amenaza:

“Denle a este hombre un escudo”. Yo vivo por las prioridades de T’Challa.

Los Vengadores se reunieron para hacer frente a las amenazas que los debían no podían enfrentar, son la gran línea de defensa contra los peligros del mundo, ¿pero qué pueden hacer cuando un ser extraterrestre más poderoso que nada hasta ahora llega a la Tierra con la intención de destruirla en su afán de recuperar las gemas del infinito? No mucho, y eso sin contar que luego de Civil War, decir que el equipo está fracturado es quedarnos cortos. Pero no está en la naturaleza de Steve, Tony, Natasha, Bruce, Clint o Thor dejarse vencer sin dar la pelea, y lucharán del lado de nuevos héroes como Spider-Man (¡con la armadura de Iron-Spider!), Doctor Strange y Black Panther -junto a todas las fuerzas de Wakanda y Bucky– contra Thanos y sus ejércitos. Ah, y no podemos olvidar a los Guardianes de la Galaxia.

Hay mucho en juego en esta película, no sólo el destino del mundo sino el destino del Universo Cinematográfico de Marvel también, que poco a poco se acerca a su primer gran cierre con la cuarta película de Avengers en el 2019, y nosotros seremos testigos de todo esto.

No se pierdan Avengers: Infinity War cuando se estrene el 4 de mayo del 2018.