Nintendo Switch: almacenamiento y algunos problemas de sincronización

Nintendo Switch se ha convertido en la cónsola más esperada de lo que va de este año, así que no es de extrañar que, teniendo todos los ojos del mundo de los videojuegos posados sobre ella, empiecen a aparecer algunos detalles sobre sus características y su funcionamiento.

Recordemos que el almacenamiento interno que ofrece la Nintendo Switch es de 32 GB implementando una memoria interna NAND, y parte de esa memoria es usada para archivos de sistema. Aquellos que quieran expandir su capacidad de almacenamiento, deberán adquirir una microSDXC que, hipotéticamente, soporta hasta 2TB de capacidad.

El almacenamiento entonces se distribuiría de la siguiente forma: la data de los juegos se almacenaría en la memoria interna NAND, en tanto que la data que se pueda descargar de nuevo -juegos digitales, actualizaciones y DLCs- estaría en la memoria microSDXC. Teniendo en cuenta que muchos juegos en la actualidad ya se encuentran superando la línea de los 32GB, es muy probable que sea necesaria la tarjeta para poder tener un gran catálogo de juegos.

Para el caso de la Nintendo Swtich, ya existe un juego que supera los 32GB, y es Dragon Quest Heroes, al menos para el público japonés. Hay juegos de lanzamiento que, por supuesto, caben cómodamente en la memoria interna, como Mario Kart 8, con aproximadamente 7GB, y Breath of the Wild, que llega hasta los 13.4GB, pero las posibilidades siguen siendo cortas si no es posible para ti adquirir la versión en cartucho de estos juegos.

Problemas de sincronización

Algunos afortunados ya han tenido la oportunidad de probar la Nintendo Switch directamente y han estado sufriendo pequeños problemas con el Joy Con izquierdo de sus cónsolas, en el que el control analógico del mismo deja de responder en ciertas ocasiones. En general, ha sucedido durante partidas de The Legend of Zelda: Breath of the Wild, donde podemos identificar el fenómeno al ver a Link moviéndose en línea recta aunque le indiquemos con el control que no debe seguir.

La gente de GameXplain, después de unas cuantas pruebas al respecto, tiene una idea de cuál podría ser exactamente el problema, y se trata de un bloqueo involuntario de la señal de Bluetooth enviada del Joy Con a la Switch. Además, otro YouTuber llamado Blunty, afirma que la señal de Bluetooth de los Joy Con es relativamente baja para ahorrar energía, lo que hace que la misma sea más suceptible a interferencias.

Así mismo, algunos usuarios han encontrado variaciones en la tolerancia mostrada por el Joy Con antes de desconectarse, lo que podría llevar a pensar que hay ciertos detalles con el hardware del equipo. De no ser problema de hardware, la buena noticia es que sería posible arreglar el problema con una simple actualización de firmware que establezca el nivel adecuado de la señal para que no sea sensible a interferencias.

De cualquier modo, son problemas que suelen encontrarse en las primeras etapas del lanzamiento de una nueva cónsola, aunque Nintendo debe cuidar muy bien sus pasos con la esperada Nintendo Switch, para no reportar pérdidas significativas. Sin embargo, Nintendo podría aportar algunas soluciones antes del lanzamiento oficial de la cónsola, este próximo 17 de marzo.

Fuente: Kotaku | UsGamer

Leave a reply