Si eres un ávido lector de ModoGeeks, sabrás que este servidor es fanático de la familia gamma. El tema de los monstruos radioactivos de Marvel siempre me ha parecido muy interesante, y mi corazón tiene un lugar especial para Red Hulk. Thadeus “Thunderbolt” Ross se sometió a un tratamiento ideado por Líder para obtener poderes como los de Hulk. ¿Por qué? Porque quería acabar de una vez no solo con él, sino con todos los guerreros gamma. Lo logró y entonces entendió todo por lo que Bruce Banner, su nuero y mortal enemigo, pasaba con las transformaciones… e incluso llegó a quererle (un poquito, tampoco tanto).

Cuando anunciamos hace meses que la iniciativa USAvengers se pondría en funcionamiento, con su #1 debutando por estas fechas, nada me emocionaba más que saber que Ross no solo estaría en el equipo sino que, por fin, conservaría su bigote durante la transformación…

Pero Marvel decidió que Ross es, quizás, demasiado “pesado” para el equipo, y el Red Hulk que leeremos en el libro no será el archienemigo de Banner, sino un general del ejército americano:

El hombre en cuestión es Robert L. Maverick, un General del ejército estadounidense. ¿Cómo se transforma? Sencillo. S.H.I.E.L.D. trabajó, por un tiempo, en un injerto biológico que permitiera a una persona replicar los poderes de Hulk. Junto a A.I.M. lograron perfeccionarlo, y el dispositivo que vemos en su brazo es la clave, ya que al activarlo, el usuario adquiere “la mitad de los poderes de Hulk durante 1 hora cada día y medio”.

Hasta el momento no se sabe mucho ni siquiera de efectos secundarios, pero es obvio que los tendrá. ¿Qué le depara el destino a Maverick? y… ¿donde está Ross, y qué hará al enterarse de esto?

Fuente: ComicBook